Plantas para el Cansancio y la Fatiga

La fatiga es algo normal si es consecuencia de un esfuerzo intenso o prolongado. Durante el ejercicio, el organismo utiliza de forma progresiva sus reservas para transformarlas en energía. La sensación de fatiga, en estos casos, es una señal fisiológica que indica que el organismo ha sobrepasado sus posibilidades de regulación espontáneas. Esta fatiga puede calificarse como “buena” pues, después del descanso desaparece.

El problema surge cuando esta sensación aparece tras un pequeño esfuerzo o incluso sin realizarlo. En este caso debe hablarse de astenia. En la mayoría de los casos, no existe una causa fisiológica, sino que está relacionada con un sobreesfuerzo físico o intelectual, el estrés o incluso, los cambios de estación.

kolaKOLA

La Kola está constituida por la semilla del kolatero, un árbol que crece en África.

Las semillas de esta planta han sido utilizadas desde la antigüedad por los nativos africanos quienes la mastican para mitigar el hambre y la sed, aguantar esfuerzos físicos prolongados, combatir el cansancio y estimular el deseo sexual.

El análisis de esta semilla revela la presencia de alcaloides, esencialmente cafeína y teobromina, de propiedades estimulantes del sistema nervioso y muscular que explica su empleo.

canelaCANELA

La planta canela de Ceilán (Cinnamomum zeylanicum) crece de forma espontánea en los bosques de Ceilán y sur de la India. Se obtiene de la corteza del canelo, que se recolecta durante las épocas de lluvia para que esta labor resulte más fácil con la humedad.

A esta especia de gran sabor y aroma se le han atribuido desde hace tiempo inmemorable propiedades afrodisíacas muy apreciadas en el mundo oriental, sin duda, relacionadas con sus propiedades estimulantes y energizantes.

Además de emplearse como estimulante del apetito sexual y vigorizante, también se conoce su uso en medicina tradicional como astringente, antiséptico y digestivos.

ginsengGINSENG

El Ginseng, planta originaria de China y Corea, es una de las especies vegetales más utilizadas desde la antigüedad como plata contra el cansancio y la fatiga por sus propiedades tónicas y energéticas. Los ginsenósidos (principales constituyentes del Ginseng) desarrolla una activad que es la responsable de su capacidad para aumentar la resistencia al cansancio.

Se aconseja su uso en caso de cansancio, astenia y convalecencia, estrés, agotamiento físico e intelectual. Por sus posibles efectos sobre la tensión arterial no se recomienda en pacientes hipertensos, con trastornos cardiacos o insomnio.